jueves, 29 de abril de 2010

Corrector, porfavor I

Algo para borrar
... Casi a los dos meses de romper palitos con mi ex yo no quería ni levantarme de la cama, un sábado mis amigas insistieron en llevarme lejos de mi cama y mis kleenexs seca todo recuerdo del fulano, así que respiré hondo y salí con ellas.
Llegamos y forme parte de la mesa que más aplaude, y tras varias copitas de anisado ahogadas en vasito de chela dentro mío, me di cuenta que la que más aplaudía era yo y que posdata: estaba ebria. Ebria y feliz. Yo esperaba que debido a los antecedentes, lo único que el alcohol podría provocar en mi eran lágrimas y vergüenzas.
Estaba bailando con mis amigas pero mis riñones no opinaron lo mismo, y me mandaron corriendo al baño. Saliendo, se me acerco un gigantón, y sus gigantitos, a pesar del alcohol sentí miedo, porque el gigantón estaba obligándome a bailar con el, y sus gigantitos le echaban porras, y yo buscaba a mis amigas que seguramente andaban ebrias y mezcladas con extraños especímenes, y ante mi tercer no gracias, estoy con mis amigas, el me agarró del brazo y ahora si mis rodillas empezaron a temblar.
No escuchaste que te dijo que no? preguntaba una voz de Batman, pero al parecer en un cuerpo de Robin, así que mientras el gigantón se distrajo con la voz, yo huí hacia mi mesa que más aplaude. Una de mis amigas estaba ahí, el resto había ido en mi búsqueda (seguramente pensando que su desequilibrada amiga de rosa estaría por algún rincón, tratando de llamar al exfulano y decirle todo lo que se merecía).
Salí a bailar con mi amiga y escuché la voz de Batman en el cuerpo de Robin, bailas?, acepté, y nos reímos de lo que había pasado hace un rato. Dijo que mismo David, había vencido a Goliat en un dos por tres, y que había estado esperando su premio. Me hizo reír, ahí al lado mio sin el gigantón ya no parecía tan Robin.
Pasaron dos canciones más y una de mis amigas se volvió verde y fue corriendo hacia el baño, parece que era su estómago el que opinaba que la función debía terminar, cuando llegue al baño la vi y mi opinión personal es que la pobre cayó en un coma. Me tuve que despedir de David ( que ganó a Goliat).. No sin antes dejarme su teléfono, en caso de alguna otra emergencia o cualquier cosa en realidad, me dijo.
No lo llamé dado el estado en el que me encontraba esa noche, no dudé que hubiera tergiversado totalmente los acontecimientos o en el peor de los casos me los hubiera imaginado. Ese domingo en la tarde el me llamÓ ...

2 comentarios:

Mercedes dijo...

jajaja ... y que pasoo!! :S
Quien no ha tenido una noche de esas despues del ex :P

¤Jû€nðy dijo...

y?? q paso?? q dijo???
.. weno x suerte no me ha pasado.. es mas! no voy a discos XD